Pamela Jiles se comió con zapatos a gobernadora que decía tener “controlada” emergencia en el norte

Síguenos

El gobierno de Sebastián Piñera ha demostrado que su gestión ha sido un desastre total. Nada de lo prometido se ha cumplido, sus ministros han sido una apología a la ignorancia, a las frases aberrantes, a la desubicación, en realidad, su fiel reflejo. La delincuencia desbocada, las empresas cerrando por todos lados, no vino a salvar ningún desastre economico, quedó demostrado que fue todo un tongo lo de Chilezuela y siguen regalando los recursos naturales y la fuerza policial mintiendo, robando y matando sin control.

Lo único que han podido demostrar es que son soldados de Donald Trump y que les preocupa la situación de Venezuela y Nicolas Maduro, es lo único que les importa, aun cuando las emergencias azoten a Chile. Y mientras se quema el sur y el norte se esté innundando, Piñera demora y demora en volver de sus vacaciones, pero para apoyar al autoproclamado de Guaidó no demoró ni 5 minutos en seguir las ordenes de su jefe Trump.

Es cierto, que además de Venezuela hay otro tema al que siempre acuden. “Bachelet”, la ex presidenta es la principal figura que habita en sus cabezas, casi como una obsesión. Un verdadero fantasma que los persigue y que no los deja gobernar en paz. Se hacen zancadillas solos y la culpan de todo.

Si gobierna ella, la culpa es de Bachelet, si gobiernan ellos, también es su culpa, e incluso con los desastres de ahora facholandia se enfocó en ella. CERO autocritica ante su gestión fracasada en todo sentido y ahora también para afrontar la zona de catastrofe en el norte.

Fue eso justamente lo que sacó de quicio al panel del matinal de CHV, que escuchaba como la gobernadora del Loa María Bernarda Jopia, llevaba varios minutos llenandose la boca con que la emergencia estaba totalmente controlada cuando todo Chile se da cuenta de lo contrario. Con techumbres caídas, cortes de caminos, fallecidos. Una tragedia histórica que tiene a todos los chilenos preocupados. Fue ahí cuando Pamela no aguantó más y con su ironía acostumbrada, comenzó a comérsela hasta con zapatos, para demostrar lo patético de sus declaraciones.

Acá el vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.